Dato por dato: qué sabe y cuál es la nueva información que recibirá la AFIP de las cuentas de argentinos en EEUU

acuerdo

Está vigente el acuerdo de intercambio de información automático entre el organismo fiscal argentino y el IRS, que comenzará a girar en septiembre: Lo que incluye, lo que excluye y las dudas que persisten.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) contará desde este año con una poderosa herramienta de información sobre las cuentas bancarias de los argentinos en Estados Unidos. ¿De qué datos se trata, quiénes estarán alcanzados y a qué información no podrá acceder el fisco argentino a partir del envío que hará el Internal Revenue Service (IRS) en septiembre próximo?

Infobae consultó a cinco expertos en materia impositiva para difundir los acuerdos de este acuerdo de intercambio automático de información tributaria vigente entre la Argentina y Estados Unidos. Se trata de Sebastián DomínguezCésar Litvin, Mariano Ghirardoti, Diego Fraga y Cecilia Goldemberg. Las claves de este acuerdo -firmado en el marco de la ley Fatca de EEUU- que deben conocer los contribuyentes argentinos son:

  1. El Intercambio automático firmado con EEUU a fines del 2022 es el modelo IGA 1-FATCA recíproco y tiene sustanciales diferencias con el Modelo OCDE (firmado por 119 países).
  2. El Fatca recíproco establece el reporte de los siguientes datos:
  • Nombre, dirección y número de identificación fiscal del residente fiscal en la Argentina, titular de una cuenta;
  • Número de la cuenta;
  • Identificación de la entidad financiera de Estados Unidos obligada a reportar;
  • Intereses, dividendos y otros ingresos acreditados.
Yellen, Massa y Stanley negociaron el acuerdo que comenzó a regir entre la AFIP y el IRSYellen, Massa y Stanley negociaron el acuerdo que comenzó a regir entre la AFIP y el IRS

“Las principales diferencias con el Modelo OCDE con Fatca son que en este caso no se informa el beneficiario final de la cuenta”, contó César Litvin. “Si la cuenta en Estados Unidos tiene una estructura jurídica como titular por ejemplo BVI o Belice, esa cuenta no es reportada a la Argentina”, agregó.

Además, afirmó el especialista, “no informa saldos ni movimientos, solo renta territorial americana superior a 10 dólares anuales. Es decir, si el portafolio es invertido al 100% en bonos estructurados fuera de EEUU, aunque la cuenta esté en ese país, no se reporta”.

“La información que recibirá la AFIP no le permitirá en sí misma cotejar los saldos con el contribuyente; solo tendrá datos de renta americana superior a 10 dólares, tendrá que citarlo al contribuyente y solicitarle movimientos y saldos. Si el mismo no convalida los datos reportados, la Administración Tributaria deberá solicitar mayor detalle en el Intercambio bilateral, modelo A Requerimiento, firmado el 23/12/2016, y vigente actualmente”, precisó Litvin

Además, el experto en impuestos resaltó que “en Estados Unidos el modelo Fatca le da muchísima importancia a la confidencialidad de los datos; en la medida en que Estados Unidos pueda observar que hay filtración de datos que afectan la privacidad de información tan sensible, está facultado para suspender el intercambio”.

Y recordó que “eso le ha pasado a México, que tuvo una suspensión del intercambio cuando circuló información sobre cuentas bancarias en Estados Unidos”. Luego detalló que “el reporte del titular de la cuenta y no del beneficiario final es una diferencia muy importante con la OCDE que sí llega al beneficiario final”.

De todos modos, en el caso de BVI, “a partir del 2022 exige balance y además los directores están en un registro que es público, con lo cual es posible que una cuenta en Estados Unidos cuyo titular es una BVI, pero el beneficiario final es un ciudadano argentino” aparezca en los datos que llegarán a la AFIP.

Sebastián Domínguez agregó que “se considera Cuenta de Depósito a toda cuenta comercial, cuenta corriente, caja de ahorros, cuenta a plazo o cuenta de ahorros u otra cuenta documentada mediante un certificado de depósito, de ahorro, de inversión, de deuda u otro instrumento similar, abierta en una Institución Financiera en el ejercicio ordinario de su actividad bancaria o similar en Estados Unidos”.

Algunos ejemplos:

  • Estados Unidos no reportará saldos de las cuentas de depósito, sino solamente intereses en los casos que corresponda;
  • Tampoco reportará montos brutos de intereses pagados si la cuenta es de titularidad de otro tipo de sujetos residentes en Argentina que no sean personas humanas, como sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, fideicomisos o fundaciones;
  • No dará a conocer información de una caja de ahorro abierta en un banco de titularidad de una sociedad anónima residente en Argentina en la que se cobraron USD 20 de intereses durante el año;
  • Sí reportará información de una caja de ahorro abierta en el mismo banco de titularidad de una persona humana residente en Argentina en la que se cobraron USD 11 de intereses durante el año;
  • Tampoco dará a conocer información de una cuenta corriente abierta en ese banco de titularidad de una persona humana residente en argentina en la que no se cobraron intereses durante el año.

El IRS enviará determinada información de cuentas financieras distintas de las cuentas de depósito cuando se cobren dividendos de fuente de Estados Unidos y/u otros ingresos de fuente de Estados Unidos (Domínguez)

Respecto de las cuentas financieras abiertas en instituciones financieras de Estados Unidos, Domínguez destacó que el IRS “enviará determinada información de cuentas financieras distintas de las cuentas de depósito cuando se cobren dividendos de fuente de Estados Unidos y/u otros ingresos de fuente de Estados Unidos pagados o acreditados en la cuenta, si está sujetos a ser declarados conforme al capítulo 3 del subtítulo A o el capítulo 61 del subtítulo F del Código de Impuestos Internos de Estados Unidos, sin importar el monto”.

El jefe del IRS, Daniel Werfel, tendrña un contacto más activo con su par en la AFI¡P (Reuters)El jefe del IRS, Daniel Werfel, tendrña un contacto más activo con su par en la AFI¡P (Reuters)

Por ejemplo, amplió el tributarista: “no reportará saldos de las cuentas financieras sino solamente los dividendos y otros ingresos mencionados cuando corresponda, ni datos de beneficiarios finales de sociedades residentes en Argentina que sean titulares de cuentas financieras sobre las cuales reporte determinada información”.

Tampoco girará información de sociedades no residentes en Argentina, “por más que los beneficiarios finales sean residentes en la Argentina, ni el cobro de dividendos distribuidos por la participación en una sociedad europea, ya que no son de fuente de Estados Unidos”.

En cambio, brindará “portará los dividendos cobrados por la tenencia de acciones de empresas de Estados Unidos sin importar el monto anual de los mismos tanto en el caso de personas humanas u otro tipo de sujetos residentes argentinos y los dividendos cobrados por la tenencia de ETF si son de fuente de Estados Unidos, sin importar el monto anual de los mismos tanto en el caso de personas humanas u otro tipo de sujetos residentes argentinos”.

La información corresponderá al ejercicio fiscal 2023. “Un dato interesante es que habitualmente Estados Unidos ha firmado acuerdos Fatca con otros países compartiendo información retroactiva a 2014 sin importar la fecha de la firma”, acotó Domínguez.

"La información corresponderá al ejercicio fiscal 2023. “Un dato interesante es que habitualmente Estados Unidos ha firmado acuerdos Fatca con otros países compartiendo información retroactiva a 2014 sin importar la fecha de la firma”, acotó Sebasti´ñan Domínguez«La información corresponderá al ejercicio fiscal 2023. “Un dato interesante es que habitualmente Estados Unidos ha firmado acuerdos Fatca con otros países compartiendo información retroactiva a 2014 sin importar la fecha de la firma”, acotó Sebasti´ñan Domínguez

Acerca de la obligación de efectuar un blanqueo para poner en marcha el intercambio, Domínguez aclaró que “Estados Unidos no solicita a los países con los que firma este tipo de acuerdo que se sancione una Ley de blanqueo que permita regularizar activos sobre los cuales se pueda brindar cierta información a través del acuerdo”.

En cambio, algunos países lo llevan a cabo para incentivar la regularización de deudas antes de comenzar el intercambio.

Blanquear o no blanquear

“Ante la falta de dólares y con motivo de la firma del acuerdo el ex ministro de Economía Sergio Massa impulsó un blanqueo durante 2023 que no fue aprobado por el Congreso. El Gobierno actual envió dentro del proyecto de Ley Bases un nuevo blanqueo que tampoco fue aprobado”, precisó el tributarista

“Ahora el Poder Ejecutivo Nacional hizo circular un nuevo borrador del proyecto de Ley Bases II contemplando nuevamente el blanqueo. De sancionarse, puede ser una buena oportunidad para quienes deban regularizar activos sobre los cuales se brinde determinada información a través del acuerdo con Estados Unidos”, completó Sebastián Domínguez.

En tanto, Diego Fraga dijo que “todavía no existen certezas en torno de la fecha a partir de la cual el IRS comience a enviar datos a la AFIP y las dudas se acrecientan ante algunas posibles fallas en la seguridad de los datos que administra el fisco argentino”.

“No obstante, el eventual comienzo del intercambio de información con Estados Unidos implica que quedarán afuera las cuentas con rendimientos por debajo de esa cifra, así como aquellos rendimientos que se generen fuera de ese país”, consideró el experto. Por ejemplo, “si los activos se encontrasen en fondos de inversión fuera de Estados Unidos, aunque posean activos en dicho país, no van a ser informados”, amplió.

"Si los activos se encontrasen en fondos de inversión fuera de Estados Unidos, aunque posean activos en dicho país, no van a ser informados”,  destacó Diego Fraga (EFE)
«Si los activos se encontrasen en fondos de inversión fuera de Estados Unidos, aunque posean activos en dicho país, no van a ser informados”, destacó Diego Fraga (EFE)

“El acuerdo es parte de una tendencia internacional pero con la modalidad de intercambio utilizada por Estados Unidos se produce un intercambio muy asimétrico, ya que éste se garantiza el acceso a toda la información que le interesa, mientras que al otro país se le envían muchos menos datos y con mayores restricciones”, observó Fraga.

Por su parte, Mariano Ghirardotti dijo que “quien tenga las cuentas declaradas no tendrá problema, aunque quizás deba mostrar cómo se realizó la división de activos entre titulares y cotitulares a efectos de evitar que el fisco reclame la totalidad del saldo a una sola persona”, precisó.

“El gobierno argentino podrá seleccionar entre la información reportada, aquellos casos que revistan mayor interés, y realizar solicitudes individuales de información al gobierno de Estados Unidos, como consecuencia de otro tratado firmado en 2016 y en vigencia desde 2017, el cual permite obtener información puntual por parte de los bancos norteamericanos, siempre que en Argentina la AFIP haya agotado todos los medios para obtener información”, explicó Ghirardotti.

No se reportarán ni inmuebles ni las cuentas que solo posean rendimientos provenientes de activos no estadounidenses (Ghirardotti)

Además, aclaró el tributarista que “no se reportarán ni inmuebles ni las cuentas que solo posean rendimientos provenientes de activos no estadounidenses”.

¿Acuerdo asimétrico?

Por su parte, Cecilia Goldemberg de Andersen contó a este medio que “una primera apreciación sobre el acuerdo es que si bien es automático y recíproco, como mencionan sus considerandos, no es simétrico en cuanto a la entidad de la información a intercambiar”.

“El gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a buscar niveles equivalentes de intercambio de información, pero ese compromiso no se refleja en modo objetivo en los deberes de transparencia asumidos en el IGA recíproco celebrado con Argentina ni tampoco en los celebrados con otros países”, aclaró Goldemberg.

"El gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a buscar niveles equivalentes de intercambio de información, pero ese compromiso no se refleja en modo objetivo en los deberes de transparencia", observó Cecilia Goldemberg (EFE)«El gobierno de Estados Unidos se ha comprometido a buscar niveles equivalentes de intercambio de información, pero ese compromiso no se refleja en modo objetivo en los deberes de transparencia», observó Cecilia Goldemberg (EFE)

“Mientras los bancos argentinos deben realizar una tarea de investigación o de debida diligencia sobre las cuentas abiertas por entidades o sociedades no estadounidenses a efectos de determinar si la o las personas controlantes de tales entes son ciudadanos estadounidenses e informar sobre las mismas, no se requiere un esfuerzo equivalente por parte de los bancos de Estados Unidos”, afirmó la especialista en temas impositivos.

La cantidad y calidad de la información intercambiada tampoco es la misma, pero, fundamentalmente, no es comparable la eficacia del Intercambio (Goldemberg)

De este modo, concluyó Goldemberg, “la cantidad y calidad de la información intercambiada tampoco es la misma, pero, fundamentalmente, no es comparable la eficacia del Intercambio”.

Guillermo Michel destacó a Infobae que el paso dado hoy cierra el círculo burocrático necesario para poner en marcha el Fatca. “Esta era la última formalidad, sin esto publicado podría demorarse el envío de datos desde Estados Unidos de personas y sociedades argentinas con cuentas bancarias”.

“Como todo acuerdo relevante de este tipo, se irá perfeccionando a medida que se aplique. Pero es importante como continuidad de política de estado que comenzó con Macri, siguió con Massa en el gobierno de Alberto Fernández y ahora culmina en esta gestión de Milei”, destacó el ex titular de la AFIP.

“Es muy importante que se aplique el Fatca, porque la Argentina ya había firmado numerosos acuerdos bilaterales para obtener información fiscal de otros países y también multilaterales a través de la OCDE para promover una mayor transparencia fiscal, ampliar la base imponible en Ganancias y Bienes Personales y aumentar la percepción de riesgo de los contribuyentes”, explicó el abogado y ex funcionario.

Cerca de septiembre próximo el IRS de EEUU le girará toda la información de los titulares de las cuentas argentinas, tal como lo indica el texto, de sus ingresos (income), pago de intereses y de dividendos. No es necesaria una auditoría adicional en términos de la seguridad de los sistemas de la AFIP, porque ya se realizó en 2019, durante el gobierno de Macri. Sin este paso aprobado, no se hubiera firmado el acuerdo en forma pública, indicaron en Washington.

La AFIP recibirá información del IRS

Los estados de “baja tributación”, como Delaware, deberán informar las cuentas igual que las del resto de los estados norteamericanos, porque Fatca es una ley federal y no tiene excepciones; comenzarán a enviar información del ejercicio 2023 en adelante; como cualquier otra ley, no rige en forma retroactiva.

El IRS informará al titular de la cuenta, pero el país también tiene información de este tipo de sociedades, minoritarias en el universo de cuentas en el exterior, por el acuerdo de “country by country”.

Frente a los contribuyentes que, para escapar de los alcances de este convenio, tramitan la nacionalidad paraguaya o de otros territorios con bajo control fiscal, se negocian acuerdos bilaterales.

El intercambio será automático y ya hay 113 países que firmaron este acuerdo de intercambio automático (IGA Modelo 1) con EEUU en el marco de la ley Fatca.

A los bancos argentinos que no entreguen información de los contribuyentes estadounidenses que residen en la Argentina, el fisco norteamericano les va a retener un 30% de la renta y por eso hay casi 700 entidades financieras argentinas que le reportan anualmente esta información al IRS. El acuerdo puede suspenderse en los que exista una filtración de la información brindada por la contraparte.

La opinión de los tributaristas

Cecilia Goldemberg de Andersen indicó que “es importante recordar que su alcance es más limitado respecto al intercambio vigente con el resto de países, bajo el Estándar Común de la OCDE, pues no abarca las cuentas abiertas por sociedades vehículo, cuyos últimos beneficiarios fueren personas humanas argentinas”.

Guillermo Michel destacó a Infobae que el paso dado hoy cierra el círculo burocrático necesario para poner en marcha el Fatca. “Esta era la última formalidad, sin esto publicado podría demorarse el envío de datos desde Estados Unidos de personas y sociedades argentinas con cuentas bancarias”.

“Es muy importante que se aplique el Fatca, porque la Argentina ya había firmado numerosos acuerdos bilaterales para obtener información fiscal de otros países y también multilaterales a través de la OCDE para promover una mayor transparencia fiscal, ampliar la base imponible en Ganancias y Bienes Personales y aumentar la percepción de riesgo de los contribuyentes”, explicó el abogado y ex funcionario.

Cuando lleguen los datos mencionados, se habrá coronado una negociación fuera de lo común para la Argentina, ya que trascendió a varios gobiernos para convertirse en una política de Estado, que comenzó con Mauricio Macri, siguió con Alberto Fernández y ahora la podrá utilizar Javier Milei.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest